El Comité de Sanidad Vegetal que lidera Fundacaña organizó este día para abordar las prácticas de manejo para el control de la candelilla en la caña de azúcar, principalmente el uso de nematodos entomopatogénos

Miguel Arias, encargado del comité y ponente de la actividad realizada en la finca de Agropecuaria El Retorno, explicó, entre otros aspectos, que la candelilla afecta negativamente la producción hasta en un 40% y que, además, es un insecto altamente influenciado por la precipitación.

El especialista, aseguró que en Venezuela, así como en el país Trinidad y Tobago es donde se concentra mayores ataques de candelilla, por lo que el control biológico es una alternativa eficaz. Durante su charla, mencionó que el hongo y el nematodo son  dos de los controles biológicos utilizados por los cañicultores

Durante el día de campo que contó con la participación de técnicos, cañicultores y miembros del comité de sanidad vegetal entre ellos el Central Río Turbio, La Pastora y Socaportuguesa se pudo constatar que los nematodos entomopatogenos son una alternativa viable en los programas de manejo integral de Aenelomalia varía (candelilla), pudiendo causar la muerte del 70% de las ninfas en campos infestados por la plaga

El programa incluyó una demostración de campo sobre los usos de trampas amarillas para detectar adultos de candelilla, así como métodos usados para la aplicación de nematodos, producido por Fundacaña

Prensa Fundacaña