PROGRAMAS

Cuarentena

Con la intención de garantizar el uso sin riesgo de la variabilidad genética internacional, la cuarentena busca prevenir la entrada y evitar la diseminación dentro del país de plagas cuarentenarias, así como controlar el germoplasma o colección internacional de semillas, que servirá para enriquecer la colección nacional.

El proceso de cuarentena tiene dos etapas: una cerrada, desarrollada en Ocumare de la Costa- ECOC (Aragua) y que implica aislamiento geográfico; y otro abierta, puesta en marcha en Chivacoa- ECAPECHI (Yaracuy) dentro de la zona productora de caña.

Ensayos Regionales

Programa desarrollado por Fundacaña con el cual se investiga sobre el incremento de la productividad en el cultivo, consiguiendo variedades que se adapten a las diferentes condiciones agroclimáticas del país, con excelentes características agroproductivas y fitosanitarias.

Estos ensayos que también son llamados “pruebas finales de variedades”, incluyen la prueba del material vegetal en todo el ámbito cañero, especialmente en zonas centrales y centro-occidentales.

Nuevas Variedades

Inicia en 1993 y consiste en la introducción de nuevas variedades de caña de azúcar gracias a convenios realizados con reconocidos centros de investigación en América ubicados en países como Brasil, Colombia, Costa Rica, Cuba, Ecuador, Estados Unidos, Guatemala y México.

El ingreso de este nuevo material vegetal, cumple con el protocolo para su evaluación fitosanitaria, es decir, ha pasado un mínimo de tres años en el proceso de cuarentena, bien sea, cerrada o abierta.  Hasta el momento, la fundación ha realizado interesantes investigaciones y pruebas en cuanto a nuevas variedades y próximamente se prepara para el lanzamiento oficial de las primeras certificadas, bajo el nombre “Fundacaña Venezuela” (FV).

Semillas de Calidad

Implementado desde el año 2002, cuenta con el apoyo del Comité Técnico de Variedades y Semillas (CTVS), integrado por representantes de centrales azucareras privadas y apoyado por el Instituto Nacional de Investigaciones Agrícolas (INIA) y contempla la selección de variedades con perfil agronómico de calidad superior.

Busca ofrecer una semilla de alta pureza, con alto tonelaje de caña, tolerante a insectos y libre de las principales enfermedades de importancia económica que pueden llegar a los productores.

Mejoramiento Genético

Basa su eficiencia en un banco de germoplasma, el intercambio internacional de variedades, el manejo de la floración y finalmente, la producción de materiales élite, haciendo uso de semillas con altos estándares de calidad, que cubran las expectativas del mercado.

Los criterios de selección de variedades más importantes en el Programa de Mejoramiento Genético de Caña de Azúcar de Fundacaña son: alto contenido de sacarosa, resistencia a enfermedades e insectos plaga y adaptación a las zonas de producción y a la cosecha.